Revista - Avior Air

Editorial - Año 4 - Nro. 44

Año: 4 - Número: 44 - Ver versión completa
Imagen de la Editorial

Recientemente fuimos retados con una pregunta de esas que hacen que uno se detenga y pueda reflexionar sobre esas cosas que a veces las ocupaciones del día a día dejan de lado y fue cuando nos consultaron sobre el propósito trascendente que nos compromete en Avior Airlines incluso cuando los retos se multiplican.

Fue un reto porque sabemos que no basta hablar de nuestras rutas, que efectivamente nos enorgullecen, tanto las nacionales como las internacionales. Tampoco es cuestión de repasar únicamente nuestro crecimiento que se ha traducido en la ampliación de nuestra flota con nuevos equipos y en nuestro recurso humano que ya hoy alcanza las 1700 personas.

La pregunta nos hizo pensar en la forma cómo la aviación comercial es un motor del desarrollo económico y social de los pueblos, en particular en América Latina donde las grandes distancias y lo inaccesible de algunos lugares hace de la vía aérea la única posible.

En Avior Airlines sabemos que transportamos al turista pero también al hombre de negocios o al obrero calificado que puede hacer la diferencia para que una población específica mejore su calidad de vida. Sabemos que en nuestras bodegas junto con equipaje puede estar viajando un equipo médico que podrá incidir en la salud de miles de personas.

Por eso estamos comprometidos y nos empeñamos en ver oportunidades incluso ante los obstáculos más complicados. Porque también sabemos que no sólo influimos en el bienestar de nuestros empleados directos sino que nuestra operación genera o estimula una serie de empleos indirectos que dependen de nuestra operación continúa y estable.

Es el estar a la altura de nuestro rol como agentes importantes de desarrollo social y económico en lo que se fundamenta nuestro propósito, lo que nos hace no sólo buscar la excelencia en nuestra organización sino estimular el diálogo y la articulación entre todos los entes relacionados, desde el Estado hasta el propio cliente, para que recordemos que si trabajamos en equipo podemos crear bienestar para Venezuela y para toda la región. Estimular la sinergia, gerenciar el presente y establecer los cimientos para el futuro porque el desarrollo de la aviación comercial debe fijarse como un plan estratégico a 10, 20, 30 años, tal y como hacen otros países de nuestro continente.

De esa convicción sacamos siempre fuerzas para continuar con nuestra labor porque cada uno de nuestros vuelos es un granito de arena para construir, literalmente, un mundo mejor.

Juan Bracamonte

Director
Grupo Avior